¿Sabías cuáles son las diferencias entre Mezcal y Tequila? 

La diferencia de estas bebidas Mezcal y el Tequila son las variedades de agave utilizadas en su fabricación. Ambas bebidas comparten un proceso básico que involucra la fermentación del mosto y la destilación para obtener el licor final. Además, tanto el Mezcal como el Tequila son clasificados como bebidas espirituosas dentro del grupo de las “agaves”, y son apreciados por su calidad y sabor distintivo.

Bebidas emblemáticas 

8 Diferencias entre el mezcal y tequila 

El Mezcal y el Tequila son dos bebidas alcohólicas mexicanas producidas a partir del agave, pero difieren en varios aspectos. El Mezcal se elabora principalmente Agave Azul Weber. Mientras que el Tequila utiliza vapor para cocinar el agave. Otra diferencia muy significativa es el contenido de alcohol, siendo el Tequila generalmente de 38% a 40% mientras que el Mezcal puede llegar hasta un 55%. Ambas bebidas son valoradas por su calidad y sabor distintivo.  

Pero vamos a ver las 8 diferencias entre el Mezcal y Tequila: 

  1.  El sabor 

El Tequila, al ser cocinado al vapor, adquiere un ligero dulzor y matices florales en su sabor. Por otro lado, el Mezcal puede tener un sabor ahumado intenso, debido a la quema de las piñas del agave durante su proceso de producción. Estas diferencias en la forma de cocinar los agaves son lo que contribuye a las características distintas de cada bebida. Mientras que el Tequila ofrece un perfil más suave y dulce, el Mezcal ofrece una experiencia más intensa y ahumada.  

  1. El agave 

El Tequila y el Mezcal comparten el origen en el agave, pero sus diferencias radican en las variedades de esta planta que se utilizan en su producción. El Tequila se elabora exclusivamente con la variedad de agave azul o tequilana Weber, mientras que el Mezcal puede ser producido con hasta 20 variedades diferentes de agave, aunque las más comunes son Espadín, Arroquense y Tobalá.  

El agave azul utilizado en el Tequila aporta notas más suaves y dulces, mientras que las diversas variedades de agave en el Mezcal ofrecen una gama más amplia de sabores, que van desde lo ahumado y terroso hasta lo herbal y frutal.  

  1. Graduación alcohólica 

La graduación alcohólica es un factor importante que diferencia al Tequila y al Mezcal. Esta medida indica el contenido de alcohol absoluto en la bebida y varía entre ambas. El Tequila generalmente tiene una graduación alcohólica que oscila entre los 36 y 40 grados, mientras que el Mezcal puede superar los 40 grados.  

El Tequila se mantiene en un rango de graduación etílica más moderado, lo que hace más accesible y suave al paladar, además no tiene tantas variaciones de sabor y el Mezcal tiene un sabor al paladar más robusto y potente.  

  1. La elaboración y procedimiento 

El proceso de cocción es otro aspecto que distingue al Tequila y al Mezcal. En caso del Tequila, se utiliza hornos de mampostería y se cocina mediante la aplicación de vapor. Esta técnica contribuye a obtener un perfil de sabor caracterizado por suavidad y notas florales.  

El Mezcal por su parte, se produce de manera más tradicional, utilizando un método llamado “cocción en hoyo”. Se crea un hoyo en la tierra y se coloca una combinación de madera, donde se depositan las piñas del agave troceadas y se quema. Este mismo proceso es el que se realiza en el Mezcal “Piedra Antigua”, totalmente artesanal y así nace un sabor distintivo y ahumado, que es una de sus características más apreciadas.  

  1. La fermentación 

El proceso de obtención del Tequila y el Mezcal difiere en la forma en que se extraen los azúcares del agave y se lleva a cabo la fermentación.  

En el caso del Tequila, los azúcares del agave se extraen a través de grandes trituradoras que desgarran las piñas del agave, liberando los jugos que luego son enviados a tinas de fermentación a gran escala. En estas tinas, se agrega levadura química para iniciar el proceso de fermentación controlada. 

Por otro lado, el Mezcal como ya lo hemos visto se obtiene de los jugos de la piña del agave, los cuales son extraídos mediante el uso de una tahona o desgarradora. Este proceso más tradicional y artesanal implica la trituración de las piñas del agave en una especie de molino de piedra, lo que permite obtener los jugos. Estos jugos son fermentados utilizando microorganismos naturales, ya sean espontáneos o cultivados, que están presentes en el ambiente.  

Esta producción natural y artesanal es la que precisamente utiliza “Piedra Antigua” para darle ese toque ancestral y único en el paladar. 

  1. Destilación  

Después del proceso de fermentación, el Tequila se somete a la destilación en grandes hornos de vapor, donde se concentran los componentes deseados. En cambio, el Mezcal, al ser proceso más artesanal, pasa por una destilación en alambiques de cobre. Estos alambiques permiten una destilación más lenta y cuidadosa, lo que ayuda a preservar los sabores y aromas característicos del Mezcal. Este proceso tradicional en alambiques de cobre es considerado una de las razones por las cuales el Mezcal puede obtener perfiles de sabor más complejos y ahumados.  

  1. Por el significado de su nombre 

El origen de los nombres de estas bebidas tiene raíces prehispánicas. El término “mezcal” deriva del náhuatl “mexcalli”, que significa “maguey cocido”. Este nombre hace referencia al proceso de cocción del maguey para obtener el Mezcal. Por otro lado, el origen del nombre “tequila” es más interesante. Proviene de la palabra náhuatl “tecatlis”, que se refería a la obsidiana, una piedra utilizada como herramienta por los antiguos habitantes de la región.  

Quienes utilizaban la obsidiana eran llamados “tecuilo”, y con el tiempo, se comenzó a llamar “Tecuila” a la región donde se encontraba. Dado que el Tequila se originó en el municipio de Tequila, Jalisco, adquirió su nombre actual. Así, ambos nombres tienen un vínculo histórico y cultural con la producción de estas emblemáticas bebidas mexicanas.  

  1. Por denominación de origen (DO) 

La Denominación de Origen (DO) es un registro oficial que protege la producción de una bebida nativa en determinadas regiones. En el caso de México, existen DO para el Mezcal y el Tequila. La Denominación de Origen Mezcal (DOM) certifica a ciertos municipios de 12 estados como los únicos autorizados para producir el Mezcal, incluyendo Oaxaca, Durando, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Puebla, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, Morelos y Estado de México. 

Por su parte, el Tequila también cuenta con una Denominación de Origen desde 1974, y se aplica a municipios específicos en los estados de Jalisco, Nayarit y Guanajuato. Estas distinciones garantizan la autenticidad y calidad de estas bebidas, protegiendo su producción y resaltando la importancia de las regiones donde se originan.  

Disfruta las raíces del mezcal, la bebida espiritual más antigua de México desde Quiegolani.

Regístrese con su dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones. 

Nuestros Mezcales

Vive la experiencia mágica de degustar este elixir ancestral. Enviamos a cualquier parte de la República Mexicana.

Pelón verde

El Mezcal Pelón Verde, elaborado con agave silvestre madurado durante 15 a 17 años, ofrece una experiencia silvestre y exótica con notas frescas y un cuerpo robusto. Este mezcal artesanal te transporta al corazón de Oaxaca en cada botella de 750 ml.
$1,600.00

Ensamble Tobalá Pelón Verde

El Ensamble Tobalá Pelón Verde es un mezcal artesanal único, elaborado a partir de dos agaves silvestres: Tobalá y Pelón Verde. Este ensamble presenta un sabor y aroma excepcionales, fruto de la perfecta combinación de estos magueyes y un proceso ancestral de destilación. Ideal para conocedores y amantes del mezcal.
$2,050.00

¿Eres Mayor de edad?