HISTORIA DEL MEZCAL

El mezcal es una bebida alcohólica destilada de una larga historia en la cultura y tradición mexicana. Esta bebida se remonta a tiempos prehispánicos y ha evolucionado a lo largo del tiempo para convertirse en un símbolo de identidad y orgullo para México

Originario de México, el mezcal ha sido elaborado durante siglos y se ha arraigado en la cultura y las tradiciones del país. Su historia se remonta a más de 2,000 años en la región que hoy en día es el estado de Oaxaca. Las antiguas civilizaciones indígenas, como los zapotecas y mixtecos, utilizaron el agave, una planta nativa de la región, para elaborar bebidas fermentadas.

A lo largo de los siglos, el proceso de producción del mezcal se ha perfeccionado, pero se ha mantenido arraigado en las tradiciones ancestrales. Hoy en día, el mezcal es reconocido como una bebida emblemática de México y posee denominación de origen. Es apreciado por su sabor único y se destaca como una representación de la rica cultura mexicana.

El proceso de producción del mezcal:

El proceso de elaboración del mezcal de manera artesanal se basa en una serie de pasos cuidadosos para obtener un producto de alta calidad y sabor distintivo. Se comienza con la cosecha del agave, una planta que requiere varios años para madurar y desarrollar los azúcares necesarios para la fermentación. Las hojas del agave se retiran, dejando solo el corazón o piña.

Una vez obtenidas las piñas de agave, se lleva a cabo la etapa de cocción. Tradicionalmente, se utilizaban hornos subterráneos llamados palenques, donde las piñas se colocaban en capas sobre piedra calientes y se cubrían con hojas y tierra. Este proceso de cocción lenta y ahumada puede durar hasta varios días.

Después de la cocción, las piñas se muelen para extraer el jugo dulce que contienen. Este paso se realiza utilizando una tahona, una gran rueda de piedra tirada por caballos o burros, o mediante el uso de molinos mecánicos. El objetivo es obtener el jugo que será fermentado.

El jugo de agave se coloca en grandes tinas de madera o de fibra de vidrio para iniciar el proceso de fermentación. Durante esta etapa, los azúcares se convierten el alcohol por las levaduras naturales presentes en el ambiente. La fermentación puede durar días o incluso semanas, dependiendo de la temperatura y las condiciones ambientales.

Ya finalizada la fermentación, el líquido resultante, conocido como “mosto”, se somete al proceso de destilación. En la destilería artesanal, se utilizan alambiques de cobre o ollas de barro para llevar a cabo la destilación. El mosto se calienta y el vapor resultante se condensa, permitiendo separar los componentes no deseados y obtener un destilado puro y de alta calidad como “Piedra Antigua”

El mezcal artesanal puede pasar por una o dos rondas de destilación, dependiendo del producto y del perfil de sabor deseado. La segunda destilación, conocida como “rectificación”, ayuda a refinar aún más el destilado y eliminar impurezas. El resultado final es un mezcal con un sabor distintivo y único, que refleja las características del agave utilizado y los métodos tradicionales de producción.

Tipos de mezcal:

El mezcal se clasifica en diferentes categorías, dependiendo del tipo de agave utilizado en su producción. Algunas de las variedades más comunes son el espadín, tobala, arroqueño, coyote, entre otros. Cada tipo de agave aporta características distintivas al mezcal, como aroma, sabor y cuerpo.

Además de la variación en el tipo de agave, el mezcal también puede presentar diferencias según la región de producción. Cada zona productora tiene sus propias técnicas y tradiciones, lo que resulta en mezcales únicos y representativos de su lugar de origen.

La evolución del mezcal:

Durante muchos años, el mezcal fue una bebida local, consumida principalmente en las regiones productoras y poco conocida fuera de México. Sin embargo, en las últimas décadas, el mezcal ha ganado popularidad a nivel internacional, convirtiéndose en una bebida apreciada por su artesanía y su complejidad de sabores.

La demanda creciente de mezcal ha llevado a un aumento en la producción y exportación, lo que a su vez ha impulsado la economía de las comunidades productoras. Sin embargo, también ha surgido la necesidad de proteger y preservar las prácticas tradicionales

El Proceso de Producción del Mezcal y la Excelencia de Piedra Antigua.

El mezcal es una bebida alcohólica destilada que ha ganado reconocimiento mundial gracias a su complejidad de sabores y su arraigo en la tradición mexicana. En el caso de Piedra Antigua, una marca de renombre, su calidad excepcional radica en su meticuloso proceso de producción, el cual abarca desde la siembra del maguey hasta el embotellado. En este artículo, exploraremos en detalle cada etapa de este fascinante proceso, permitiendo a los visitantes comprender mejor la calidad del mezcal y por qué Piedra Antigua es una elección destacada.

Selección y Siembra del Maguey: La calidad del mezcal comienza con la selección de magueyes maduros y saludables. Piedra Antigua se abastece de diversas variedades de agave, como el espadín, el tobala y el arroqueño, entre otros. Estas plantas son cultivadas durante varios años antes de alcanzar la madurez óptima para la cosecha.

Cosecha y Preparación: Cuando los magueyes están listos, se realiza la cosecha de las piñas, también conocidas como «piñas de agave». Estas piñas son cortadas cuidadosamente para preservar su calidad y se transportan a la fábrica de Piedra Antigua para su procesamiento. En la fábrica, las piñas se lavan y se les retiran las hojas externas, dejando únicamente el corazón del agave.

Cocimiento: Las piñas de agave son cocidas en hornos de tierra cónicos llamados «palenques». Piedra Antigua utiliza hornos tradicionales de piedra, los cuales se calientan con leña y piedras volcánicas. Este proceso de cocción lenta permite que el agave libere sus azúcares y desarrolle sabores únicos.

Molienda y Fermentación: Una vez cocidas, las piñas de agave se muelen para extraer los jugos dulces. Piedra Antigua utiliza una combinación de técnicas tradicionales y modernas para obtener el jugo de la más alta calidad. Posteriormente, el jugo se coloca en tinas de fermentación, donde levaduras naturales transforman los azúcares en alcohol durante un periodo que puede durar varios días.

Destilación: El líquido fermentado, conocido como «mosto», se destila en alambiques de cobre. Piedra Antigua utiliza un sistema de doble destilación para obtener un mezcal más refinado y suave. Esta destilación cuidadosa separa los componentes indeseables y permite que los sabores y aromas se concentren.

Maduración y Embotellado: Una vez destilado, el mezcal se somete a un periodo de reposo en barricas de roble o en recipientes de vidrio. Este proceso de maduración puede durar desde unos pocos meses hasta varios años, dependiendo de la variedad y el perfil de sabor deseado. Finalmente, el mezcal se embotella y etiqueta con la marca Piedra Antigua, lista para ser disfrutada por los conocedores de esta exquisita bebida.

Conclusión: El proceso de producción del mezcal es un arte que requiere dedicación, paciencia y conocimientos tradicionales transmitidos a través de generaciones. Piedra Antigua ha perfeccionado este proceso, desde la siembra del maguey hasta el embotellado, para ofrecer un mezcal de alta calidad que captura la esencia y la riqueza de la tradición mexicana. Al comprender el cuidado y la atención que se ponen en cada etapa, los visitantes pueden apreciar aún más por qué Piedra Antigua es una elección excepcional al momento de disfrutar de un buen mezcal. 

Descubre los Placeres de Combinar Sabores

El mezcal, con su riqueza de aromas y sabores, es una bebida versátil que puede ser disfrutada de muchas formas. Una de las formas más gratificantes de experimentar el mezcal es a través del maridaje, combinándolo con una variedad de alimentos que realzan y complementan sus características únicas. En este artículo, exploraremos el emocionante mundo del maridaje de mezcal, descubriendo qué alimentos pueden acompañar perfectamente esta bebida y cómo lograr una experiencia gastronómica completa.

Frutas y Cítricos: Las frutas frescas y cítricos son una excelente opción para maridar con mezcal. Las notas afrutadas del mezcal pueden complementarse con sabores de frutas como la piña, la naranja, el mango o la manzana. Prueba combinar un mezcal joven con rodajas de naranja o un mezcal reposado con trozos de piña para equilibrar los sabores y disfrutar de una experiencia refrescante.

Chocolate y Cacao: El chocolate y el mezcal forman una pareja celestial. La complejidad del mezcal se combina a la perfección con los sabores intensos y amargos del chocolate oscuro. Prueba maridar un mezcal añejo con un trozo de chocolate negro de alta calidad para descubrir cómo los sabores se entrelazan y se potencian mutuamente.

Quesos: Los quesos, con su amplia variedad de sabores y texturas, pueden ser excelentes compañeros para el mezcal. Opta por quesos fuertes y sabrosos como el queso azul, el queso de cabra o el queso añejo. Estos quesos resaltarán las notas ahumadas y terrosas del mezcal, creando un equilibrio perfecto en el paladar.

Carnes Asadas: El mezcal también se puede disfrutar con carnes asadas o a la parrilla. La robustez de los sabores ahumados y la intensidad de la carne se complementan con los perfiles de sabor del mezcal. Prueba maridar un mezcal reposado con un filete jugoso o unas costillas a la parrilla para una experiencia gastronómica satisfactoria.

Comida Mexicana: No podemos olvidar la rica tradición culinaria mexicana al maridar el mezcal. Los platillos tradicionales como los tacos al pastor, los tamales, los chiles rellenos o los guisos picantes pueden encontrar un excelente compañero en el mezcal. La combinación de sabores auténticos y el carácter distintivo del mezcal hacen de esta elección una experiencia verdaderamente mexicana.

Maridaje Personalizado: Además de estas sugerencias, recuerda que el maridaje es una experiencia personal y subjetiva. No dudes en explorar y experimentar con tus propias combinaciones. Prueba diferentes alimentos y mezcales, tomando en cuenta las características de cada uno y buscando el equilibrio de sabores que más te agrade.

El maridaje de mezcal abre un mundo de posibilidades gastronómicas, permitiéndote disfrutar de la complejidad de sabores de esta bebida en armonía con una variedad de alimentos. Ya sea que prefieras frutas frescas, chocolates, quesos o platillos mexicanos tradicionales, el mezcal siempre tiene algo especial que aportar a la experiencia. Explora, experimenta y descubre tus combinaciones favoritas, creando momentos inolvidables de deleite para el paladar.

El Compromiso de Piedra Antigua con el Medio Ambiente

En la actualidad, la sustentabilidad es un tema crucial en todas las industrias, incluyendo la producción de bebidas alcohólicas como el mezcal. Es esencial que las empresas adopten prácticas responsables con el medio ambiente para preservar los recursos naturales y minimizar su impacto negativo en el entorno. En este artículo, exploraremos la importancia de la sustentabilidad en la producción de mezcal y cómo Piedra Antigua, una marca reconocida, aborda este tema en su proceso de producción, brindando a los consumidores una opción sustentable y consciente.

Conservación del Agave: El agave es la materia prima principal para la producción de mezcal, y su cultivo sustentable es esencial. Piedra Antigua se compromete a promover prácticas agrícolas responsables, asegurando la conservación de las variedades de agave utilizadas en su mezcal. Esto implica un manejo adecuado de los campos de cultivo, evitando la sobreexplotación y permitiendo la regeneración natural de las plantas.

Respeto a la Biodiversidad: La producción de mezcal de Piedra Antigua se basa en el respeto y la protección de la biodiversidad. La empresa trabaja en colaboración con las comunidades locales y expertos en la conservación para identificar y preservar las especies vegetales y animales nativas que coexisten con los campos de agave. Esto contribuye a mantener el equilibrio ecológico y la salud de los ecosistemas.

Uso Eficiente de Recursos: Piedra Antigua se esfuerza por minimizar su impacto ambiental mediante el uso eficiente de los recursos. Esto implica la gestión responsable del agua, el uso de tecnologías energéticas eficientes y la reducción de residuos durante el proceso de producción. Además, se fomenta el reciclaje y la reutilización de materiales en la medida de lo posible.

Energías Renovables: La marca busca cada vez más utilizar fuentes de energía renovables en su proceso de producción. La implementación de paneles solares o el uso de energía eólica contribuye a reducir la dependencia de combustibles fósiles y disminuye las emisiones de carbono.

Apoyo a las Comunidades Locales: Piedra Antigua reconoce la importancia de involucrar y beneficiar a las comunidades locales en su proceso de producción. A través de programas de desarrollo comunitario, la empresa apoya iniciativas que promueven la educación, la capacitación y el bienestar de las comunidades que participan en la producción de mezcal. Esto fortalece la economía local y fomenta un enfoque sustentable y equitativo.

La sustentabilidad en la producción de mezcal es esencial para asegurar un futuro sostenible y responsable con el medio ambiente. Piedra Antigua destaca por su compromiso con la sustentabilidad, adoptando prácticas responsables en todas las etapas de su proceso de producción. Al elegir Piedra Antigua, los consumidores pueden estar seguros de que están optando por un mezcal producido de manera sustentable, que respeta la naturaleza y apoya a las comunidades locales. Es un ejemplo inspirador de cómo las empresas pueden marcar la diferencia y ofrecer productos de calidad sin comprometer el entorno en el que operan.

Disfrutando de una Bebida con Propiedades Positivas

El mezcal, una bebida tradicional mexicana destilada a partir del agave, no solo es apreciado por su sabor y complejidad, sino que también puede ofrecer algunos beneficios para la salud cuando se consume con moderación. En este artículo, exploraremos los posibles beneficios del mezcal para la salud, destacando sus propiedades naturales y cómo disfrutarlo de manera responsable puede ser una opción saludable para aquellos que buscan equilibrio y bienestar.

Antioxidantes Naturales: El mezcal, al igual que otras bebidas alcohólicas destiladas, contiene antioxidantes naturales que pueden ayudar a combatir los radicales libres en el cuerpo. Estos antioxidantes, como los polifenoles, pueden contribuir a la protección de las células contra el estrés oxidativo y el envejecimiento prematuro.

Bajo en Azúcar: A diferencia de muchas bebidas alcohólicas mezcladas o licores con alto contenido de azúcar, el mezcal en su forma pura es bajo en azúcar. Esto lo convierte en una opción más saludable para aquellos que desean controlar su consumo de azúcar sin renunciar a una bebida alcohólica de calidad.

Digestivo Natural: El mezcal, particularmente las variedades artesanales y de alta calidad, a menudo se elabora utilizando técnicas tradicionales que incluyen fermentación natural y procesos de destilación cuidadosos. Estos métodos pueden resultar en un mezcal con enzimas y probióticos beneficiosos para la salud digestiva, ayudando en la descomposición de los alimentos y mejorando la absorción de nutrientes.

Bajo en Calorías: En comparación con otras bebidas alcohólicas como la cerveza o los cócteles azucarados, el mezcal es relativamente bajo en calorías. Esto lo convierte en una opción más favorable para aquellos que buscan controlar su ingesta calórica mientras disfrutan de una bebida alcohólica.

Moderación y Relajación: El consumo moderado de mezcal puede contribuir a la relajación y al bienestar mental. Tomarse el tiempo para disfrutar de un mezcal de calidad en un ambiente tranquilo puede ayudar a reducir el estrés y promover una sensación de calma y satisfacción.

Es importante tener en cuenta que los beneficios mencionados se aplican al consumo moderado y responsable de mezcal. El exceso de alcohol puede ser perjudicial para la salud y se debe disfrutar con responsabilidad.

El mezcal, cuando se consume con moderación y responsabilidad, puede ofrecer beneficios para la salud más allá de su sabor distintivo. Desde sus antioxidantes naturales hasta su potencial digestivo y su bajo contenido calórico, el mezcal puede ser una opción a considerar para aquellos que buscan una bebida que combine placer y beneficios para la salud. Recuerda siempre disfrutar del mezcal de forma equilibrada y consciente para aprovechar al máximo sus posibles beneficios.

Disfruta las raíces del mezcal, la bebida espiritual más antigua de México desde Quiegolani.

Regístrese con su dirección de correo electrónico para recibir noticias y actualizaciones. 

Nuestros Mezcales

Vive la experiencia mágica de degustar este elixir ancestral. Enviamos a cualquier parte de la República Mexicana.

Abocado Espadín con té limón

El Abocado Espadín con Té Limón es un mezcal cristalino y auténtico que fusiona la técnica ancestral del Espadín con el sabor fresco del té limón. Prueba esta sorprendente experiencia en una botella de 750 ml y descubre una nueva perspectiva en el mundo del mezcal.
$1,300.00

Mexicano

El Mezcal Mexicano, elaborado con agave silvestre madurado durante 6 años, ofrece una experiencia única y auténtica para los amantes del mezcal. Producido en Oaxaca, este mezcal artesanal celebra la riqueza de nuestra tierra en cada botella de 750 ml.
$1,300.00

¿Eres Mayor de edad?